HAZ TU PEDIDO AHORA 918 264 644 (C/San Carlos, 17 | Lavapiés | Madrid)

Los 5 grandes beneficios para la salud de la dieta mediterránea

Los 5 grandes beneficios para la salud de la dieta mediterránea

La cocina mediterránea es una fuente inagotable de beneficios para nuestro organismo. ¿Quieres saber por qué está considerada como una de las más sanas y completas del mundo? Sigue leyendo y descubrirás los principales beneficios para la salud de la cocina mediterránea.

En qué consiste la dieta mediterránea

La dieta mediterránea implica todo un estilo de vida que, además de la práctica de ejercicio diario, incluye el consumo equilibrado y variado de alimentos naturales como frutas, verduras, legumbres, cereales, aceite de oliva, pescado y, en cantidades moderadas, de carnes magras (especialmente de aves de corral), huevos y lácteos. Todo aderezado con especias que se combinan de modo exquisito en cada uno de sus platos.

Cómo mejora tu salud la dieta mediterránea

Diferentes estudios muestran la relación entre la dieta mediterránea y la longevidad de las personas que la consumen, lo que en gran parte se puede atribuir a que muchos de los alimentos contienen antioxidantes que retrasan el envejecimiento y deterioro celular. Además, la cocina mediterránea tiene muchos otros beneficios para la salud:

  1. Aliada contra la obesidad

La cocina mediterránea es una aliada perfecta para combatir la obesidad. El alto consumo de frutas y vegetales, unido a la poca cantidad de grasa que contienen los alimentos principales de esta dieta, hacen que sea un tipo de alimentación indicado para combatir el sobrepeso.

  1. Reduce la diabetes

La dieta mediterránea es rica en frutas, verduras, pescado, hidratos de carbono complejos y aceite de oliva, alimentos que hacen que los niveles de glucosa de nuestro cuerpo se regulen.

  1. Previene enfermedades cardiovasculares

Según un estudio desarrollado en España por Predimed (en el que trabajaron cerca de 200 instituciones y se recogieron datos de casi 7.500 personas durante una década), cuando el régimen alimenticio se enriquece con aceite de oliva y frutos secos la proporción de accidentes cardiovasculares (ictus e infartos) baja un 30%.

Asimismo, ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre y el alto consumo de Omega-3 aporta propiedades cardioprotectoras, antiarrítmicas y antiinflamatorias.

Incluso el alcohol que se consume en la dieta mediterránea es beneficioso para el organismo si se toma de forma moderada (beber un vaso de vino al día reduce el riesgo de padecer depresión), aunque un exceso puede provocar diferentes tipos de cáncer respiratorios y del aparato digestivo.

  1. Buena para la memoria

La dieta mediterránea incorpora una gran cantidad de alimentos que potencian la memoria y mejoran la función cognitiva. Entre ellos destacan los frutos secos (que contienen ácidos grasos poliinsaturados del tipo omega 3), el aceite de oliva y el pescado azul que, además del omega 3, tiene muchas vitaminas y minerales.

Por su parte, las frutas ricas en vitamina C y las verduras de hoja verde también poseen antioxidantes altamente beneficiosos para el cerebro.

  1. Ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer

El consumo de aceite de oliva, frutas y vegetales, unido a las pocas grasas saturadas y proteínas animales que contiene la dieta mediterránea, hacen que sea perfecta para poder prevenir la aparición de algunos tipo de cáncer como el de próstata, el de mama o el de colon.

Además, estos alimentos también ayudan a la eliminar residuos y toxinas del organismo y reducen los problemas circulatorios en extremidades.

Como sabrás, la cocina griega es el corazón de la dieta mediterránea. ¿A qué estás esperando para venir a disfrutarla a Suvlakeria Egeo? Te estamos esperando 😉

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*